foto campesinos Revista Enlace
    inicioquienes somoseditores archivobusqueda

La Revista ENLACE es un Proyecto del Centro de Intercambio Cultural y Técnico


Ella se produce con la cooperación financiera de Ayuda Obrera Suiza:


La digitalización ha sido posible gracias a la colaboración de:

Servicio de Información Mesoamericano sobre Agricultura Sostenible


SIMAS es apoyado por:





Desarrrollado por:
Guegue.Com

El ensilaje. Una técnica fácil de conservar pasto.

Foto

Revista No. 77

Ahora que estamos en tiempo de invierno con buena producción de pasto, hay que pensar como conservarlo para responder en tiempos de las vacas flacas... El verano.

Ramiro Urbina Cerros en sus diez años de trabajar como técnico en ganadería en la UNAG de El Sauce, ha hecho investigaciones sobre la técnica de ensilar pastos. Estos son sus conocimientos: “El ensilaje es un proceso de fermentación o enchichamiento tanto de guate como de hojas, paja y caña de pasto o zacates llamados forrajes. Esta fermentación es producida por unos microbios del reino de las bacterias, que no se pueden ver a simple vista.

Estas bacterias lácticas cuando están descomponiendo todos los ingredientes que constituyen al forraje, lo calientan y ponen agrio o ácido.

Pero cuando termina el proceso de cocinado al calor, toma un sabor y olor tan agradable que se parece a la melaza. Además queda alimenticio y muy nutritivo. Cualquier tipo de pasto sirve, siempre cuando está en su óptimo estado de madurez.

Foto
Para los pastos de la familia de las gramíneas en las que están el jaragua, el gamba, el ángleton... su punto óptimo para ensilar es unos días antes de la floración.

Sólo cambia con el maíz y el sorgo. La mejor época en el maíz es cuando está en elotes y para el sorgo, es cuando la panoja comienza a granear. Si se ensila antes de la floración, la mata de sorgo tiene sustancias tóxicas que causan daño al ganado vacuno.

Para que estas bacterias realicen a cabalidad su trabajo, no tiene que haber bolsas de aire. Porque sucede que el oxígeno del aire facilita la reproducción de microbios que pudren el material. De ahí, que hay que dejar bien compacto el forraje dentro del silo para eliminar todo el aire posible. Al sacar provecho a esta táctica, se garantiza una menor pérdida de nutrientes del forraje.

¿Valdrá la pena el intento? Aunque se dice que el ensilaje es pobre en contenido de proteínas, da una contextura más robusta al animal y aumenta la producción de leche.

La comida hecha en silos asegura un aspecto muy saludable en toda clase de ganado que lo consume. Por eso, en los países donde se han apropiado de esta técnica, el ensilaje ha resuelto al productor la crisis de almacenamiento de alimento para el ganado en el verano. Además que reduce los costos de producción.

Los ganaderos se han fijado que después de un verano que han incluido al ensilaje como parte de la alimentación, las vacas entran más rápido en celo y por tanto han aceptado al toro en menos tiempo de paridas. Las vacas lecheras responden muy bien al ensilaje, sobre todo en marzo y abril, cuando empiezan a padecer de hambre y debilitarse por la escasez de pasto verde.

Las ventajas de ensilar
Se puede hacer cuando el pasto alimenta más, es decir que tiene un alto valor nutritivo. Queda más protegido el alimento de la lluvia, el sol y de los animales. El forraje pierde menos nutrientes. Los ganaderos con mayor capacidad económica pueden usar máquinas sin dificultad. Se aprovecha y hace rendir más la producción de la tierra al cosechar en época de abundancia de forrajes; eso hace bajar los costos de producción de leche.

El ensilaje
Los tipos de silos
Existen varias maneras de hacer un silo, está el de fosa, de montón, de trinchera, de torre, de bolsas. Los más adaptados a la situación de vida del productor son los silos de fosa y del montón.

El tipo fosa
Es hacer un hoyo en el suelo donde el tamaño depende de las capacidades del ganadero. Cada productor puede hacerlo de la forma que le guste: en forma de pozo cuadrado, rectangular. En cada metro cúbico alcanzan 13 quintales o dicho de otra manera, en un hoyo de un metro de ancho, por un metro de largo, por uno de profundidad alcanza 1,300 libras de forraje.

Foto
Aunque lo más recomendado es hacer varios de forma rectangular de un metro con 70 centímetros de largo, por un metro de ancho por un metro de profundidad. Ahí alcanza una tonelada de forraje.

Hay quienes según su bolsillo forran las paredes de la fosa con ladrillo y cemento, aunque no es necesario, eso dependerá del gusto de cada quien.

El tipo montón
Esta manera de ensilar es amontonar o hacer volcanes con el material, aunque el proceso de apisonar y sellar es igual en todos los tipos. La diferencia con el anterior, es que no hay necesidad de excavar o hacer fosas. El tamaño dependerá de la cantidad que el productor quiera conservar. La desventaja es que queda expuesto al daño de cualquier animal.

El forraje o pasto
Para conservar el forraje en silos, no se guarda entero sino que hay que picarlo bastante fino. Los pedacitos deben de cortarse entre una y dos pulgadas de largo. Los forrajes más tiernos pueden quedar un poco más largos. Queda demostrado que entre más pequeño se corta el forraje, es más fácil de compactar dentro el silo y le queda menos aire. La otra ventaja es que los animales al ser más digerible, se nutren mejor.

Un productor que tiene menos de cinco cabezas de ganado, puede picar el forraje con machete. Sobre todo si usa pasto jaragua y gamba que no es necesario picar en trozos tan pequeños. Dos hombres que pican con machete se hacen entre una tonelada a tonelada y media por día.
El ganadero que tiene más de cinco animales, tiene mayor demanda de ensilaje, entonces se le justifica el uso de una picadora. Dos hombres usando la picadora manual se hacen tres toneladas de forraje en un día.

La compactación
Este es uno de los pasos más importantes para que el material ensilado no se malee. La compactación se realiza por cada capa de 30 centímetros, que son más o menos unas 12 pulgadas y se lleva entre cinco a 15 minutos. Se puede apisonar con tractor, con un barril lleno con agua, arena o tierra o simplemente se pone a varias personas a pisarlo con sus pies o con un pisón.

La temperatura
En la medida que se va llenando el silo, hay que ir midiendo la temperatura del material picado. No debe de ser mayor de 40 grados centígrados. Se toma la temperatura con un termómetro o metiendo la mano al fondo de la capa.

Si se siente que se quema la mano está demasiado alta. En este caso hay que seguir compactando para dar tiempo a que baje la temperatura para seguir echando otra capa.

Si por esas cosas de la vida no se termina de ensilar en mismo día, al siguiente hay que volver a compactarlo.

El sellado
Este es otro paso clave para conservar por mucho tiempo el forraje dentro del silo. Una vez llenado el silo, lo más indicado es taparlo con un plástico negro y después cubrirlo con una capa de tierra entre 20 y 30 centímetros de grueso. Este peso ayuda a compactar más el material picado y elimina el aire.

El tiempo de ensilado
Para que el forraje picado se ensile o cocine y pueda darse a los animales, necesita 30 días. Los ensilajes donde el material fue bien picado, compactado parejo de tal manera que se sacó todo el aire posible y quedó sellado completamente dura varios años.

La recomendación es que una vez que se destapa hay que usarlo todos los días hasta acabarlo, no se tapa de nuevo para guardarlo para otro tiempo porque se pudre...”

La UNAG de El Sauce está por publicar un folleto sobre ensilaje, si usted quiere saber más sobre este tema, su enlace es el coordinador Nicolás Osorio. Teléfono 0319-2392


Descargar PDF: 1160441795_EL_ENSILAJE.PDF

Subtema: Especies Mayores

Categoria: Alimentación

Inicio | Quienes somos | Editores | Archivo

foto pie

Lugo Rent a Car 1c al lago, esquina sur oeste parque El Carmen. Reparto El Carmen, Managua, Nicaragua
PBX y fax: (+505) 268–1252 - Apartado postal A-136
Correo electrónico: enlace@ibw.com.ni

Editorial Enlace