foto campesinos Revista Enlace
    inicioquienes somoseditores archivobusqueda

La Revista ENLACE es un Proyecto del Centro de Intercambio Cultural y Técnico


Ella se produce con la cooperación financiera de Ayuda Obrera Suiza:


La digitalización ha sido posible gracias a la colaboración de:

Servicio de Información Mesoamericano sobre Agricultura Sostenible


SIMAS es apoyado por:





Desarrrollado por:
Guegue.Com

La crianza de iguanas. La gallina de palo.

Foto

Revista No. 92

La iguana verde está regada en un territorio grande, que va desde México hasta Perú y Brasil. Por eso tiene mil nombres: pacazo en Perú, en Centro América el más común es gallina de palo y en Nicaragua le decimos garrobo lapo y garrobo elequemeño. Pero para saber que hablamos de la misma especie, el nombre técnico para todo el mundo es Iguana iguana.

La iguana verde es el único reptil que vive en los árboles. Los reptiles son todos aquellos animales de sangre fría. Eso quiere decir, que para calentarse necesitan del sol y para enfriarse, un lugar con sombra.

La palabra reptil viene del latín y significa arrastrarse. Aquí agrupan a las tortugas, cocodrilos, lagartos, caimanes, serpientes o víboras, culebras, cherepos, lagartijas, camaleones...

El garrobo lapo, aunque llegue a medir desde la cabeza a la cola seis pies, que son un metro con 80 centímetros, es inofensivo. Sólo cuando se ve en la sin remedio tira colazos o trata de morder. Este garrobo prefiere vivir en lugares con árboles cerca de los ríos.

El Grupo de Zoocriadores de San Francisco Libre conocen mucho más sobre la vida y la crianza en corrales de la iguana iguana rhinolopha.

Basados en los conocimientos aprendidos de las capacitaciones recibidas por la UNAN, el trajín de cumplir con los requisitos para instalar una crianza y sus dos años de experiencia en esta actividad, comentan con seguridad:

“Las iguanas necesitan menos energía para su alimentación y manejo, pero crecen más lento al compararlas con conejos y gallinas. Las iguanas necesitan tres años para llegar a un tamaño comible y empezar a poner huevos, mientras la gallina y el conejo con cuatro meses ya se comen en caldo.

Si se fija, la aparente ventaja de las iguanas se convierte en desventaja para el manejo en corrales o encierros. Otra cosa fregada son las instalaciones, porque salen demasiado caras para esperar tres años en empezar a recuperar la inversión.

Los vecinos nos preguntan, cuál es la ganancia que hemos tenido en estos dos años de habernos metido a criadores de iguanas. Hay que creer en este proyecto, hacerlo bien y tener paciencia. La mayoría, de los diez miembros, vivimos de la pesca... Eso no da para vivir como Dios manda.

Aquí, en San Francisco libre hay una pobreza horrible por la falta de empleos y no hay otras oportunidades para ganarse unos realitos...”

El grupo se ha puesto las pilas porque logró que la alcaldía le concediera un terreno en el asentamiento Lomas del Sol para el encierro o zoocriadero.

Por otro lado, dejaron de tocar puertas hasta conseguir financiamiento con un organismo alemán para construir la bodega y el zoocriadero, además de sacar la conformación legal como asociación.

La Junta Directiva está formada por Ignacio Bermúdez, el Presidente. Gregorio Treminio es el Vicepresidente. Dominga Conde es la secretaria. Eduardo Flores hace de tesorero. Les apoyan Agapito Flores, Porfirio Montes, Gullermina Mayorga, Raúl Leivsa y Jeanet Matamoros.

Después les faltaban los fondos para las capacitaciones y buscar quien las impartiera. Eso lo solucionaron con el FAT-FUNICA y el departamento de Biología de la UNAN. El grupo recuerda:

“Esta especie de iguana había por montones en estos llanos y en la vega de los ríos, pero por los despales, las quemas para la agricultura, la ganadería y que todo mundo le gusta cazarla, ahora, según el MARENA, está por desaparecer. Eso nos animó a hacer algo.

El zoocriadero fue construido en un área de mil 860 metros cuadrados. Es un terreno pedregoso y con su viaje. Antes de construir, cercamos y para ganar tiempo, sembramos jícaros, escobillos, espinos de ratón, flor amarilla, jocotes garroberos, guayabillas y alrededor van sardinillos, maderos, avispas y marañones.

En el patio de cada quien decidimos sembrar papayas y frijoles para la producción de hojas
Foto
verdes. Así, con tiempo, nos aseguramos la comida de las animalas. El corral está dividido en seis partes: Tres para cuidarlos y tres para alimentarlos. Todo el borde tiene de base tres hileras de piedras canteras enterradas de canto. De ahí, tiene una pared forrada de láminas de zinc de seis pies de alto pegada con remaches.

Ocupamos 75 postes de madero de seis pulgadas de grueso y de dos metros de alto. Encima, lleva dos hilos de alambre de púas.

Dos de los encierros tienen puestos una malla de gallina, como mosquiteros, para evitar que entren enemigos como pájaros, gatos, zorros. Nosotros, en el primer año iniciamos con 50 hembras de tres años de edad, ya cargadas y de primer postura. Al segundo año, antes del apareamiento en octubre, compramos diez padrotes.

Las iguanas verdes se reproducen una vez al año, cuando tienen entre dos años y medio y tres años de edad. Todas estas animales las conseguimos en el zoocriadero de la UNAN – Managua.

Cuando entran en la época de celo, los machos cambian de color. Pasan de verde a anaranjado. Se exhiben en las ramas de los palos para impresionar a las hembras. Los machos comen muy poco y se rodean hasta de ocho hembras. Esta etapa dura hasta cuatro semanas. Ya en diciembre, las hembras quedan preñadas. Esta preñez les dura entre seis y 12 semanas. Les da un hambre enorme, por eso no les puede faltar la comida...”.

Una vez puestos los huevos en los nidos artificiales, es el momento de trasladarlos con ciertos cuidados: mantener la misma posición en que fue puesto cada huevo, no tocarlos o moverlos mucho, separar los huevos picados por la hembra, trasladarlos en recipientes plásticos con arena dentro, taparlos del sol y no variar la temperatura, que no se enfríen, ni se calienten. En la arena dentro del termo se abren hoyos de 14 centímetros.

En la UNAN – Managua llenan tres cuartos de la capacidad de los termos con arena cernida, hervida y secada al sol, que humedecen ya puesta dentro de los termos. La cantidad de huevos que colocan por termo no pasa de 40.

Los huevos con mal aspecto, cafezosos y como raspados, mejor los descartan. Puede ser que tengan parásitos.

Foto
Al mes, si ven que la arena está seca, le echan al suave el agua por las esquinas. Para eso se ayudan de un tubo de media pulgada por diez pulgadas de largo y un embudo. El profesor César Otero, de la UNAN, comenta que si se riega el agua por encima, se corre el riesgo de mojar la arena dispareja. Casi siempre se ocupan cuatro litros por termo, que dividen en cuatro tantos iguales para echarlo por cada esquina.

Un descuido por abundancia de agua, retardará el nacimiento de las crías. Al estar más tiempo dentro del huevo, las reservas de alimento para el embrión se acaban, por eso nacen raquíticos. Estos son los candidatos a morirse chiquitos.

Durante la incubación, si la temperatura en menor de los 27 o mayor de los 32 grados centígrados, causará deformaciones o la muerte de los embriones. Como los huevos encuban en unos 90 días, acercándose ese día, habrá que revisar los termos todos los días para ir sacando a las recién nacidas y trasladarlas al área de cría.

Sobre la crianza de iguanas no está dicho todo y siempre es bueno conocer otras experiencias y revisar manuales que hablen de su crianza.

El grupo de Zoocriadores de San Francisco Libre están de la ONG Mujer y Comunidad, una cuadra al Oeste. Contacto: Graciela Sheller, Teléfono 0877-6106. Celular: 08815982. Correo electrónico: sfl1@gmx.de


Descargar PDF: 1169314271_La crianza de iguanas.pdf

Subtema: Especie Menores

Categoria: Alimentación

Inicio | Quienes somos | Editores | Archivo

foto pie

Lugo Rent a Car 1c al lago, esquina sur oeste parque El Carmen. Reparto El Carmen, Managua, Nicaragua
PBX y fax: (+505) 268–1252 - Apartado postal A-136
Correo electrónico: enlace@ibw.com.ni

Editorial Enlace