foto campesinos Revista Enlace
    inicioquienes somoseditores archivobusqueda

La Revista ENLACE es un Proyecto del Centro de Intercambio Cultural y Técnico


Ella se produce con la cooperación financiera de Ayuda Obrera Suiza:


La digitalización ha sido posible gracias a la colaboración de:

Servicio de Información Mesoamericano sobre Agricultura Sostenible


SIMAS es apoyado por:





Desarrrollado por:
Guegue.Com

Los camarones de Puerto Morazán

Foto

El pueblo de Puerto Morazán, cerca del golfo de Fonseca, vive y muere con la pesca del camarón. El golfo de Fonseca es el único lugar en la costa del Pacífico de América Latina y uno de los pocos en el mundo que presta las condiciones para la reproducción del camarón.

Es un lugar privilegiado y da trabajo e ingresos para más de 25 cooperativas. Una de éstas es la cooperativa de las camaroneras, de mujeres pués. Doña Victoria nos explica cómo es la pesca de camarón en los estanques. Entre nosotras sabíamos de la captura del camarón.

Había una muchacha inglesa, le gustaba la pesca y nos fuimos con ella a pescar y la muchacha nos preguntó por qué no nos metíamos también a la pesca de camarones de tanque, tantó como los hombres. Así comenzamos a hacer reuniones y gestiones con la alcaldía e INPESCA y nos organizamos en una cooperativa.

Tenemos cuatro años de trabajar. Comenzamos con 36 mujeres. Por problemas de los maridos sólo quedamos 16. Hay muchas mujeres solteras y prácticamente han sido solas con los niños.Bueno, la muchacha inglesa nos regaló 300 dólares y con esto compramos palas, machetes y las herramientas necesarias para limpiar el área de los tanques.

Con la ayuda de la cooperativa “Carlos Fonseca" conseguimos un área de 102 hectáreas cerca del pueblo, o sea, unas 150 manzanas de tierra salada. Nosotras hacemos lagunas a nivel del mar y limpiamos el área chapodándola para que quede sólo el lodo.

Después viene la maquinaria un tractor para levantar los muros. Hacemos varias compuertas, nosotras les llamamos las cosechadoras. Por allí nosotras metemos el agua con la marea alta porque está a nivel del mar.

Nosotras sembramos camarones dos veces al año, en mayo y en agosto. Se cosecha en agosto y diciembre. Cuando están llenos los tanques y las mareas altas llevan larvas de camarón, entonces agarramos botes y cayucos con un motor de 25 caballos y nos vamos al lado del golfo de Fonseca para traer larvas.

Con unas pequeñas trampas, que llamamos chagüito, que es una tela rala como un colador. Agarramos las larvas y las echamos en una pana grande. Las llevamos a los estanques para sembrar
y les cambiamos poco a poco el agua, contemplándolos para que no se nos mueran muchos.

Así lo hacemos rústicamente. Ahora con la experiencia de los proyectos semitecnificados que nos han explicado los de INPESCA, podemos planificar la cosecha.

Este año hicimos una siembra contada. Pagamos a un biólogo, que es una persona que estudia los animales. para que contara las larvas. Ellos tienen equipos para medir la cantidad de larvas. Con estos equipos ellos saben
que en tantos litros de agua hay tantas larvas.
¬
Por decir, yo quiero 2 millones de larvas y él dice nos dice cuántos litros de agua necesitamos. y posteriormente yo lo reviso si en realidad no me da vuelta. O sea, ellos saben de tantas hectáreas hay que echar tantos millones de larvas para aprovechar al máximo la capacidad de los tanques.


Antes no, pasábamos echando una semana o más las larvas. ¿ Qué pasaba entonces? Cuando cosechábamos nos hacía diferentes tallas y tipos de camarón porque nunca sembramos de un sólo. Ahora estamos contabilizando las larvas y esperamos una cosecha de más de 200 quintales en las 102 hectáreas.

Esta cantidad en realidad es muy poca todavía. En los tanques semitecnificados de INPESCA siembran cinco a seis camarones por metro cuadrado. Entonces estoy hablando de 40 a 70 quintales por hectárea. O sea en 100 hectáreas sacaríamos unos 400 a 700 quintales en vez de 200.


Es que ellos trabajan con bombas para sustituir el agua de evaporación por el sol y nosotros dependemos de la lluvia. Cuando no llueve o sólo un poco los tanques se secan o bajan tanto el nivel de agua que se nos mueren grandes cantidades de camarones.

Con las bombas ellos pueden sembrar todo el año, nosotros sólo en el invierno. Es como la agricultura con y sin riego. Ellos también echan abono a los tanques para aumentar la lama, que es la principal comida del camarón.

Nosotros no contamos con esas técnicas que significan una inversión fuerte. El año pasado tuvimos problemas con la comercialización. Mejor dicho, problemas entre nosotros mismos. Es que hay 25 cooperativas aquí y había un comprador de Estados Unidos.

En vez de vender todo de un solo para llenar un barco con un precio favorable para todos, unos vendieron aparte y no cumplimos con los arreglos del comprador. Así que los camarones salieron por vía aérea y se nos bajó el precio en un 30 por ciento.

Esté año sí vamos a vender todos juntos. Tenemos tres ofertas y vamos a vender al comprador que paga más. Los precios actualmente son así: Los camarones se venden por talla. Los más grandes son más caros que los pequeños.

Nosotras vendemos más los camarones que llamamos "16 / 20", lo que significa que una libra lleva entre 16 y 20 camarones. La libra "16 /20" la pagan a 3.80 dólares puesto aquí, en Puerto Morazán. Antes nunca había un comprador directo, siempre habían Intermediarios. Ahora vendemos directo, que es más favorable para nosotros.

La cosechadora de los camarones

A las seis de. la tarde nos fuimos a ver la cosecha de camarones en una compuerta, que ellas llaman la cosechadora. Cada cosecha dilata toda la noche hasta las siete de la mañana durante unos siete días. Antes cosechábamos de 15 a 20 días

porque los albañiles que nos hicieron la compuerta o "cosechadora", la dejaron muy angosta, de medio metro nada más, porque dijeron que era para mujeres y nosotras dilatábamos mucho para vaciar 102 hectáreas. Entonces, como somos mujeres ellos pensaron que era correcto que fuera pequeña la compuerta para manejarla.

Ahora, con la compuerta nueva de un metro y medio de ancho, vamos mas rapido. Es cierto que con esa compuerta grande necesitamos el apoyo de hombres, por la fuerza del agua en la salida y el peso de la red. Y les pagamos bien.

Cuando se abre la compuerta y el agua corre por la red, vieran que alegre se pone la gente. Entre chistes, bromas y jodedera durante toda la noche sigue la cosecha. Unas vigilan la red que se llena en media hora con un quintal de camarones.

Otras cocinando, seleccionando la cosecha o simplemente echada en la hamaca esperando su turno se pasa la noche. Unos pececitos, llamados lisas, que parecen sardinas, están brincando .para escaparse de la fuerte corriente que los lleva a la red mortal.
Así, cada media hora se echa la red llena a los cayucos para lIevárselo al puerto. Pero ahí todos están revueltos los camarones, lisas, cangrejos y cuidado con las hermosas jaibas. Si lo agarran a uno con sus poderosas tijeras, ¡Ay!, Ni quiera Dios.

Los cayucos llevan la carga al puerto donde la otra mitad de la cooperativa está esperando para limpiar, descabezar y seleccionar los camarones para empacarlos en hielo. De ahí ya van de viaje para la exportación.

Mientras estamos viéndolas sólo iluminadas de candiles y focos comienza a oler a sopa. Vieran qué rica que es la sopa de camarones. Otro día les damos la receta


Descargar PDF: 1157934741_LOS_CAMARONES.pdf.PDF

Subtema: Piscicultura y Pesca

Inicio | Quienes somos | Editores | Archivo

foto pie

Lugo Rent a Car 1c al lago, esquina sur oeste parque El Carmen. Reparto El Carmen, Managua, Nicaragua
PBX y fax: (+505) 268–1252 - Apartado postal A-136
Correo electrónico: enlace@ibw.com.ni

Editorial Enlace