foto campesinos Revista Enlace
    inicioquienes somoseditores archivobusqueda

La Revista ENLACE es un Proyecto del Centro de Intercambio Cultural y Técnico


Ella se produce con la cooperación financiera de Ayuda Obrera Suiza:


La digitalización ha sido posible gracias a la colaboración de:

Servicio de Información Mesoamericano sobre Agricultura Sostenible


SIMAS es apoyado por:





Desarrrollado por:
Guegue.Com

La cría de lombrices de tierra. Productoras de tierrita de abono.

Foto

Revista No. 88

La cría de lombrices de tierra es una técnica originada en 1936, en Los Ángeles, Estados Unidos. Fue el doctor Thomas Barrett, quien convirtió una parcela de suelo muy pobre y rocoso en un fértil campo, donde las verduras crecían hasta el triple de lo normal, por el uso de suelo proveniente de la lombricultura.

Los beneficios de las lombrices se conocen desde la antigüedad; en Egipto conocían las virtudes de la lombriz de tierra desde hace cuatro mil años. Por eso la protegían y cultivaban.

Aquí, en Nicaragua, las más comunes son la lombriz roja californiana, de nombre técnico Eisenia foetida y la roja africana, también conocida como Fudrillus ssp. Las dos han sido seleccionadas entre más de siete mil especies de lombrices de tierra y tienen cuatro características ideales para la cría y producción de humus. Humus es una palabra que viene del latín y significa tierra. Y es que las lombrices producen una tierra con todos los elementos que la planta necesita para alimentarse.

Uno: sobre el calor y el frío.
Se adaptan a diferentes temperaturas, cualidad que permite que se puedan acomodar en casi cualquier parte del mundo.

Dos: sobre la reproducción.
Son de rápida reproducción porque a los tres días de haberse apareado, de cada cápsula o bolsita de huevos nacen entre una y ocho lombricitas. La incubación dura de 20 y 50 días y están listas para aparearse a los 90 días de nacidas.

Tres: sobre el alimento.
Se alimentan con diferentes desperdicios orgánicos como pulpa de café, estiércol, sobras de la cocina...

Cuatro: sobre su vida.
Viven alrededor de dieciséis años. Todas las lombríces de tierra son más agua que otra cosa; porque el 90 por ciento de su peso es agua. Su cuerpo está dividido en anillos; que en edad adulta suman hasta 175 anillos.

Foto
La roja californiana es considerada la más adecuada para la lombricultura. Las hay en distintas tonalidades y las podemos encontrar en distintos tonos de rojos. Su cola es achatada, de color amarillo y cuando es adulta llega a medir entre los siete y diez centímetros. La lombriz roja africana es de color oscuro, su clitelo se encuentra más cerca de la cabeza, su cola es redonda y de color blanquecino. Llega a medir entre 15 y 20 centímetros de largo.

No es muy resistente a condiciones desfavorables. Pero, con un manejo muy cuidadoso se reproduce más rápido que la californiana y produce más humus.

Más curiosidades

La piel de la lombriz está cubierta por una membrana delgada, alaste y transparente, la cual siempre debe de estar húmeda y es por ahí por donde respira.

Los criadores saben que una lombriz es adulta cuando desarrolla un anillo ancho y sobresaliente en la parte delantera, llamado clitelo. El clitelo es el órgano encargado de producir las sustancias que forman los capullos y en donde guardan los huevitos después del apareamiento. Cuando cesa esa función, ese anillo desaparece.

Todas las lombrices son hermafroditas. Esto quiere decir que cada una nace con los dos sexos: es macho y hembra a la vez. Sin embargo no pueden preñarse solas, tienen que buscar pareja de su misma especie. Al juntarse, ambas se fecundan, o sea, quedan embarazadas y cada una forma una bolita de un color entre amarillo y blanco.

Es importante saber que el periodo de incubación depende de la temperatura, la humedad y de lo que comen. Por ejemplo, con una temperatura fría menor de los 15 grados centígrados, como los fríos de Jinotega en Navidad, los huevos nacen más tarde que cuando es más caliente.

Conforme llega el tiempo de reventar cada capsulita va cambiando su color claro a un tono café. Las lombricitas son blancas al nacer, a los tres días agarran un color rosadito.

Estas crías, al igual que sus progenitores, respiran por la piel, por eso, si la tierra de la pileta o cajón está empapada, van a morir por ahogamiento. Cuando una lombriz llega a su madurez y con buenas condiciones, se reproduce cada siete días.

El manejo del estiércol

En la mayoría de los criaderos de lombrices están empleando la boñiga o
Foto
estiércol de vaca como el alimento principal. Sobre este manejo de la boñiga para alimentar a las lombrices, es la licenciada en Química Rosa María Herrera del CNMPT, quien da estas recomendaciones:

“Desde su nacimiento las lombrices son autosuficientes y sólo necesitan para sobrevivir que el material donde se encuentran, esté húmedo y suave para ser devorado. Los alimentos que comen son molidos mediante la acción muscular de las paredes que comprimen contra pequeñas piedritas que han sido ingeridas con ese propósito.

El estiércol del ganado

Un punto muy importante es saber diferenciar el punto ideal del estiércol del ganado. En este caso se dan tres situaciones.

Una: Estiércol fresco
Es estiércol recién pupuseado, es una plasta aguada, pastosa, de color verde encendido y con olor parecido al mondongo recién destazado de la res. Eso se debe a que está muy alcalino, contiene sales, gases y bacterias dañinas para las lombrices.

Dos: Estiércol maduro
Es la plasta que tiene entre 10 y 18 días de estar al aire libre, está más firme, y es de color verde oscuro o terroso, su olor es soportable.

En esta etapa el estiércol es adecuado, para alimentar a las lombrices. Aunque a veces, se le agrega agua para dar humedad y regular la temperatura.

Nuestra experiencia en la Finca El Cortijo sobre la producción de lombrihumus, nos dice que éste es el que aceptan las lombrices.

Tres: Estiércol viejo
Este es un estiércol con más de 20 días de estar al aire libre. Es una plasta dura, que se desborona al apretarse con la mano. No tira ningún olor desagradable.

Esta plasta no sirve como alimento, porque es muy ácida. Si por esas cosas de la vida, usted la ocupa, entonces sepa que las lombrices corren el riesgo de entrar en un período de dormición y puede provocar el desarrollo de una plaga llamada Planaria. Esta es una lombriz rayada y plana...”.

Si usted quiere capacitarse más sobre la crianza de lombrices, su enlace en Estelí, es la licenciada en Química María Rosa Herrera del Centro Nacional de la Medicina Popular y Tradicional, CNMPT.

El teléfono es el 0713-4841. Correo electrónico: fcnmpt@ibw.com.ni


Descargar PDF: 1159301890_La cría de lombrices de.pdf

Subtema: Fertilización

Categoria: Reproducción y crianza

Inicio | Quienes somos | Editores | Archivo

foto pie

Lugo Rent a Car 1c al lago, esquina sur oeste parque El Carmen. Reparto El Carmen, Managua, Nicaragua
PBX y fax: (+505) 268–1252 - Apartado postal A-136
Correo electrónico: enlace@ibw.com.ni

Editorial Enlace