foto campesinos Revista Enlace
    inicioquienes somoseditores archivobusqueda

La Revista ENLACE es un Proyecto del Centro de Intercambio Cultural y Técnico


Ella se produce con la cooperación financiera de Ayuda Obrera Suiza:


La digitalización ha sido posible gracias a la colaboración de:

Servicio de Información Mesoamericano sobre Agricultura Sostenible


SIMAS es apoyado por:





Desarrrollado por:
Guegue.Com

Muebles rústicos. Del mero tigüilote.

Foto

Enlace No. 88

Don Manuel Ortiz Domínguez vive en la comunidad El Tamarindo del municipio de La Paz Centro. El ha encontrado en la madera del tigüilote un recurso para trabajar sillas rústicas.

Cuenta así su experiencia.

El tigüilote es un árbol de ramas pandas y ramas rectas, como madera es sólida, se presta para trabajar muebles de madera rolliza. Yo tengo una cama desde hace siete años y es muy cómoda. He hecho sillas sencillas y juegos de muebles muy trabajados.

Hace diez años hice unas sillas de tigüilote y a los tres meses la polilla las convirtió en pinol, luego hice otras sillas y se las regalé a un amigo a los meses les pasó lo mismo y pensé que tenía que encontrar cómo curar la madera.

Las varas de tigüilote, si se dejan con cáscara, no se pican, pero una vez peladas las ataca un gorgojito que las carcome o un gusanito que lo apolilla.

Probando con una cosa y otra, encontré que mezclando diesel con un poquito de químico lorsban, la madera se puede curar y durar mucho tiempo. Yo mezclo un galón de diesel con 15 cc de lorsban.

Ahora tengo sillas de hace diez años que están muy bien, hay personas que me compraron las sillas hace mucho tiempo y ahí las tienen en buen estado. No siempre he estado trabajando estas sillas, he tenido tiempo en que me ha dado por trabajar mucho y tiempos en que lo he dejado.

Foto
Hace tres años sólo tenía las sillas que estaba usando, ya estaban viejas, un día pasa un hombre y me pregunta si le vendo las sillas, yo le dije que ya eran muy viejas, pero él dijo, no importa y las compró.

En ese momento yo tenía un dinero y comencé a trabajar varios juegos, así empecé de nuevo.

Aquí el tigüilote se encuentra por todos lados, es un árbol muy común. Yo soy pescador y me conozco todos estos lugares de los alrededores, salgo en el bote a buscar el tigüilote, porque los palos se encuentran muy cerca de la orilla del estero.

El corte de la madera La madera la busco según lo que me sirve, y corto sólo lo que voy a ocupar, donde corto la rama después nacen varios retoños y seis meses después el árbol está como si no se le ha cortado nada.

¿Cómo trabajar la madera?

La descascarada A punta de machete les quito la cáscara a las varas y quedan listas para trabajar. El grueso de las varas La madera del tigüilote se presta para hacer estas sillas, porque su grueso varía; así trabajo con las ramas de 2 pulgadas y media de grueso para hacer las patas de la silla. Las ramas de dos pulgadas, o pulgada y media son adecuadas para hacer el tapesco donde uno se sienta y las varas de una pulgada para el respaldar de la silla.

La comodidad Si usted se sienta en esta silla, puede estar ahí sentado un buen rato, porque está cómodo; esa es una de las ventajas de esta madera. Que las sillas son cómodas, no hay nudos, ni dobleces que incomoden.

La calidad La silla es fuerte, no hay peligro de que se quiebre. Vea, el tapesco para sentarse va reforzado, las mismas formas del espaldar y los brazos le dan resistencia a las sillas y al sofá.

Los modelos Hago sillas sencillas con espaldares como abanico, este modelo lo trabajo en pocos días, cada semana puedo tener un juego listo, el juego tiene un sofá, dos sillas y una mesa. Tengo seis modelos diferentes.

Foto
Hay otro modelo complicado que en cada brazo lleva unas 50 piezas, ese trabajo es tardado. Voy midiendo cada pieza, cortando y clavando.

Una vez terminada la silla, si quiero que la madera se vea blanca lavo la madera con agua y jabón. Después, cuando está seca, la barnizo.

La venta de las sillas Para vender estas sillas tengo que esperar, que la gente venga hasta aquí, un juego sencillo anda de mil y más, muy trabajado de dos mil a más, eso depende del tiempo que tardo en trabajar las sillas. En estos días vino un señor a comprar cuatro juegos, que van a estar en una exposición. Será la primera vez que estaré en una exposición.

Mi sueño es trabajar el palo de brasil, aserrado como mueble de carpintería y parte rústica, el brasil es un palo muy fino. Por ahora espero que me visiten en la comunidad Río Tamarindo, del empalme de La Paz Centro 3 kilómetros hacia Managua, carretera vieja a León.


Descargar PDF: 1159303061_Muebles rústicos.pdf

Subtema: Madera y forraje

Inicio | Quienes somos | Editores | Archivo

foto pie

Lugo Rent a Car 1c al lago, esquina sur oeste parque El Carmen. Reparto El Carmen, Managua, Nicaragua
PBX y fax: (+505) 268–1252 - Apartado postal A-136
Correo electrónico: enlace@ibw.com.ni

Editorial Enlace